top of page
  • Foto del escritorAlix

Cuando quieras rendirte...

La vida es una amalgama de "buenas" y "malas" etapas. Es completamente normal que atravesemos situaciones que nos hacen cuestionar nuestras decisiones y habilidades. Es normal que a veces, estas situaciones se sientan más grandes y más fuertes que nosotros.


Estas situaciones, aunque frustrantes y difíciles, son las que más nos ayudan a crecer y nos enseñan lo que realmente queremos o al menos a identificar lo que NO QUEREMOS.

Como todos en algún punto de su vida, he pasado por diferentes situaciones que me han hecho pensar que no soy suficiente, que me han hecho decirle a mi reflejo "ya ríndete", que me han quebrado tanto que solo podía llorar y decir "ya no puedo mas".


Así que siendo la persona analítica que soy, antes de tomar una decisión impulsiva, realizo alguna(s) de las siguientes acciones:


 

1. Recuerda "por qué" empezaste

Cuestiónate una y otra vez, y recuerda el motivo por el que empezaste con un proyecto o meta.. ¿Por qué decidiste emprender ese negocio?, ¿Por qué decidiste estudiar esa carrera? ¿Por qué elegiste estar con esa persona? ¿Por qué quieres bajar de peso?

Conocer y entender la razón detrás de nuestras actitudes, nuestras acciones y decisiones es la clave para no perder de vista nuestro objetivo.


2. Haz lo mínimo

No tienes que hacer todo tu sol@, ni mucho menos tienes que hacer todo en un solo día. Pero, si debes tomar acción y comprometerte a realizar al menos 1 cosa cada día que te acerque a tu meta.


3. Detente y tomate el día

En ocasiones lo único que necesitas para poder avanzar, es darte un respiro. Si la situación se vuelve tan abrumadora que no te permite ver mas allá, date el permiso de descansar. El trabajo, las deudas, los problemas pueden esperar. Así que desconéctate, tomate el día para hacer algo que te haga feliz y renueve tu energía.


4. Ve despacio

Esta bien llevarnos las cosas con calma. Como dice el dicho..."Roma no se construyo en un día". No te compares con las personas a tu alrededor o en redes sociales. Esta bien si vas a tu propio ritmo, en tu propio tiempo y en tu propio camino.


5. Reconoce todo lo que ya has avanzado

Hay días en los que podría parecer que no estamos avanzando o logrando mucho, pero la realidad es que paso a paso, hemos derribado un obstáculo tras otro. Así que tomate el tiempo de reconocerte todos los logros que has tenido. Por muy grandes o pequeños, todos te han acercado al momento y lugar en el que estas hoy.


 

Se que todos vamos por distintos caminos. Se que todos luchamos con diferentes demonios. Se que todos vemos el día pasar con diferentes ojos. Pero se también, que no soy la única que alguna vez quiso "tirar la toalla".

Estas acciones me han ayudado incontables veces a traer un poco de paz y claridad durante esos momentos difíciles.


Sin importar que tan sencilla o complicada pueda parecer tu situación, rendirse no es una opción. Sin embargo, recuerda también que es válido cambiar de opinión.

Así que, espero que estos consejos, también te ayuden a ti a tomar una decisión informada. Ya sea para continuar en el camino en el que estas o para pivotear y volver a empezar.





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page